Huracán Irma deja decenas de localidades incomunicadas en el Este

Comunidades rurales de San Pedro de Macorís, Hato Mayor y El Seibo, estan incomunicadas por las crecidas de los ríos Soco, Seibo, Maguá, Higuamo, Libonao, Yanigua, Yabón, Yeguada, Chavón y otros.

Escrito por: Iván Santana y Manuel Antonio Vega

SAN PEDRO DE MACORIS, viernes 09 de septiembre, 2017.- Cuarenta y dos comunidades aisladas, 1,600 personas refugiadas y desplazadas, árboles derribados y el servicio eléctrico suspendido, son el balance de los efectos del huracán Irma en las cinco provincias del Este del país.

Cientos de personas desplazadas y comunidades incomunicadas en la zona Este, ha sido hasta ahora el resultado del paso por el país del huracán Irma.

Comunidades rurales de San Pedro de Macorís, Hato Mayor y El Seibo, estan incomunicadas por las crecidas de los ríos Soco, Seibo, Maguá, Higuamo, Libonao, Yanigua, Yabón, Yeguada, Chavón y otros.

Las más afectadas son Lima, Atilano 1 y Atilano 2, Campiña, Bejucal, Platanito, Cabeza de Toro y Regajo, El Cuey, Yerba Buena, Capote, La Sierra, Morquecho, Arenita, permanecen aisladas.

Los vientos del huracán Irma impactaron con gran fuerza en Bávaro, Verón, Punta Cana, Miches y Sabana de la Mar.

Mientras que en la provincia de Hato Mayor desde la noche del miércoles fueron desplazadas unas 2,000 personas las cuales fueron llevadas en su mayoría a iglesias adventistas de diversos puntos de la ciudad, otros a casas de familiares y amigos.

Así lo revelo Pablo Rafael Ozuna, director de la Defensa Civil de esa comunidad, quien dijo que ya tienen una cantidad reducida de personas en los alberques, debido a que han ido regresando a sus hogares.

Indico que los organismos de socorro se mantienen atentos ante cualquier eventualidad de continuar las lluvias, para darle respuesta de inmediato.

Por su lado Fernando Castillo Reyes, director de la Defensa Civil en la provincia La Altagracia, señaló que unas 121 personas que habían sido desplazadas, ya han regresado a sus hogares porque las condiciones hasta el momento no representan peligro.
Cabe resaltar que los comerciantes del mercado municipal y otros negocias de San Pedro de Macorís, incrementaron de precios los principales productos de la canasta familiar durante el paso del fenómeno atmosférico.

En la provincia de Hato Mayor desde la noche del miércoles fueron desplazadas unas 2,000 personas, que fueron llevadas en su mayoría a iglesias adventistas de diversos puntos de la ciudad, otros a casas de familiares y amigos.

Pablo Rafael Ozuna, director de la Defensa Civil en Hato Mayor, dijo que ya tienen una cantidad reducida de personas en los albergues, debido a que han ido regresando a sus hogares.

Fernando Castillo Reyes, director de la Defensa Civil en la provincia La Altagracia, explicó que 221 personas que habían sido desplazadas, ya han regresado a sus hogares porque las condiciones hasta el momento no representan peligro.

El gobernador Luis Miguel Piccirillo, se ha mantenido recorriendo los diversos municipios de la provincia con la finalidad de verificar los daños ocasionados por el huracán de categoría 5.
Sector Agrícola

El sector agrícola de la región Este no sufrió daños significativos con el paso del poderoso huracán Irma, que asoló varias islas de las Antillas Menores y provocó daños significativos en el norte del país.

Julio Aramis Mora, director regional del ministerio de Agricultura, explicó que los daños más notables se registraron en las zonas arroceras de Miches, Nisibón, La Gina y Sabana de la Mar.

Advirtió sin embargo, que de continuar las lluvias, la producción de arroz puede colapsar.

El paso del huracán Irma derribó árboles, provocó las crecidas de ríos y arroyos, que aislaron a decenas de comunidades de El Seibo y Hato Mayor.

En Higüey los vientos derribaron postes del tendido eléctrico, quedando sin energía gran parte de la población y zona rural.