Sepultan los restos del revolucionario Mario Bernardo Mejia del Castillo (Mario Pichirilo).

Escrito por Juan Romero. Fotos Juan Romero y archivo del periódico El Coloso de Macorix.

San Pedro de Macorís, lunes 12 de febrero 2020,– Fueron sepultado en la tarde de ayer, lunes, los restos mortales del consagrado militante revolucionario Mario del Castillo Mejía, hermano del asesinado comandante de la Revolución de abril de 1965 Ramón del Mario Bernardo Mejia del Castillo.(Piccirillo o Pichirilo).

Mario era el último hermano sobreviviente del comandante Piccirillo, cuyo papel estelar durante la intervención armada por fuerzas extranjera encabezado por Estados Unidos al suelo dominicano lo configuró como hombre valiente, intrépido y aguerrido.

La familia Piccirillo o Pichirilo, como se le conoce en esta ciudad, siempre han estado identificado con postulados revolucionario de lucha social.

Las imágenes muestran a Mario Pichirilo hace dos años, junto a los revolucionarios Franklin Dunker Lamber, Figueroa Carrión y Enrique Cabrera Vásquez (Mellizo), sentado, junto a Carmen Mazara, Juana 14 y otros revolucionarios.

Mejia del Castillo al igual que sus difuntos hermanos Ramón, Angela y Frank Piccirillo dedicaron toda su vida a ideales revolucionarios.

Imágenes de la muestra de dolor y llanto de los familiares de Mario Pichirilo.

Mario murió a la edad de 82 años, dejó tres hijas en la orfandad, también le sobrevive su esposa.

El periodista Enrique Cabrera Vásquez (Mellizo) y el empresario Néstor Rodríguez cuando hablaban en el cementerio

Al funeral acudieron conocidas figuras del ámbito de la izquierda revolucionaria, algunas provenientes de la ciudad capital

Mario murió a eso de las siete de la mañana de ayer, lunes, en el hospital del Seguro Social Jaime Oliver Pino.

Néstor Rodríguez quien está casado con Xiomara Mejía, sobrina del extinto y propietario de Papelería Cactus, dijo palabras resaltando la creencia revolucionaria de Mario Piccirillo.

Foto.- Mario posa junto a algunos de sus nietos.

El periodista Enrique Cabrera Vásquez (Mellizo) pronunció el discurso panegírico destacando la firmeza revolucionaria de Mario y el aporte histórico a esta causa de parte de la familia Piccirillo o Pichirilo.

Recordó sus años de aporte y sacrificio en aras de la liberación del pueblo dominicano de manos de las lacras delincuentes y corrupta que han venido gobernando el país en los últimos años.

Dijo que pese a su edad y los achaques de la misma, Mario siempre se mantuvo apegado a causas de redención social y postulados políticos comprometidos con la liberación nacional.